¿Sabías que el estrés puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de gastritis en mamíferos marinos? ¿Sabías que el diagnóstico ecográfico de estas patologías es rápido, sencillo y económico? A continuación os presento un caso de gastritis en una leona marina de 9 años con vómitos recurrentes.

En la primera foto se observa la pared gástrica (entre los cursores) de una leona marina de la misma especie y peso muy similar. La s capas más visibles son la mucosa (hipoecoica) y la submucosa (hiperecoica). Además se ve una pequeña cantidad de alimento en el estómago:

En la siguiente foto se observa un estómago completamente vacío, y una pared marcadamente engrosada (casi el doble que la foto anterior). Tan sólo la capa mucosa (A) es más gruesa que el conjunto de todas las capas que conforman la pared gástrica en el paciente sano. La submucosa (B) y la muscular (C) muestran apariencia y grosor normal:

Esta paciente no siempre presenta la pared gástrica tan engrosada en todos los controles, la monitorización ecográfica también muestra una clara mejoría cuando se encuentra bajo tratamiento con protectores gástricos.

El diagnostico histológico sí ha de hacerse mediante endoscopia pero, como veis, ¡sin necesidad de pruebas más invasivas podemos tener gran cantidad de información tanto diagnóstica como de seguimiento gracias a la ecografía!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad